Cementerio de animales

Publicado: septiembre 17, 2013 de josemasaga en Película
Etiquetas:,
¡Han fichado a David Bowie!

¡Han fichado a David Bowie!

Esta sí que sí es una peli con olor a videoclub, sacada directamente de los anaqueles de VHS o BETAMAX. La extensa videoteca de las cadenas de televisión (que queda mucho mejor que decir ¡no tenemos nada que poner esta noche, tira de archivo!) ha hecho posible el milagro de que vuelva a ver este film de los ochenta y que pueda responder a esa pregunta que a todos nos atenaza: ¿ha envejecido bien?

Stephen King, ese hombre con incontinencia tipográfica (ahí sigue, no solo con libros si no también con la serie Bajo la cúpula), es el autor original del relato que sirvió de inspiración para esta película, y cuyo guión también elaboró el maestro de los royalties y las historias de terror sitas en pequeños pueblos del medio oeste Estadounidense (lugares en los que, de cualquier otro modo, no pasa ni el tiempo)

La típica-familia-Estadounidense-súper-ideal-pero-que-guarda-terribles-secretos se muda a una vía de servicio de una carretera de mala muerte por la que no paran de pasar camioneros suicidas. En serio, la mansión que compran debía de haber sido una gasolinera o un puticlub, si no nada tiene sentido; con tanta finca, ¿a quién se le ocurre ponerla al lado justo de la carretera? Amigo King, hablamos de Estados Unidos; espacio es lo que les sobra.

Pero bueno, no voy a ponerme tiquismiquis desde el mismo comienzo. Aunque pueda parecer que es la carretera la que destrozará las vidas de la familia, en realidad es su vecino el malo malísimo de la película. ¿Cómo? ¿Que es un pobre vejete jubilado, amigable y buenrollista? Pues no. Es el capullo que, a sabiendas de que probablemente la mascota de la familia (un gato) morirá atropellado, y habiendo vivido una experiencia demoníaca con su perro del más allá y un vecino zombi, le enseña al pater familias dónde se encuentra un cementerio indio con poderes de resurrección a lo barra libre.

Sospecho que no hace falta que cuente el resto, ¿verdad? El flojo del padre resucita al gato, y cuando su hijo pequeño muere atropellado, pues también. En la mejor escena de la película, el pequeño psicópata se cepilla al pesado del vecino (justicia poética, amigos) y cómo no, a su madre (a la que, por cierto, y no me explico cómo, logra colgar del techo); al final, su progenitor le aplica eutanasia exprés, pero no habiendo escarmentado, repite la jugada con su mujer. Eso sí que es amor de pareja.

El solo quería jugar a los médicos, hombre

Él solo quería jugar a los médicos, hombre

No soy un gran fans de King, la verdad. Me da la impresión de que estira en demasía sus ideas para que quepan en un libraco, abundándose en personajes estereotipados y detalles aburridos de la vida cotidiana Estadounidense. Además, tiene una especial predilección por secundarios miérder que no añaden nada a la historia; en esta peli, por ejemplo, el fantasma que no para de aparecerse, y que nadie se explica para qué. O esa familia política disfuncional, ilógicamente violenta para con el protagonista.

En fin, tal y como sucede en el film, lo mejor es no resucitar ciertos engendros; hay películas que están mejor en los rincones de la memoria adolescente o en los polvorientos trasteros de los canales de televisión. La nostalgia no es buena consejera, chatos.

Algo me queda muy claro tras ver esta cinta y Poltergeist: los indios Norteamericanos eran gente cool, libre, hijos de las llanuras y cazadores de bisontes, pero en cuestión de cementerios eran un tanto cabrones. Mejor que te devorara un coyote o un buitre leonado, porque ser enterrado en uno de sus camposantos era garantía de volver del más allá convertido en un demonio sediento de sangre.

Las imágenes han sido obtenidas de allmovie e internet movie database

Anuncios
comentarios
  1. Chufi dice:

    Ya sabes que hay una 2ª parte que tenemos que ver… 😉

  2. JAVIER MUÑOZ dice:

    Eres un crack, amigo Chil.

  3. Ana dice:

    Me parto. Me encanta lo de resurrección a lo barra libre 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s