Vikingos

Publicado: octubre 8, 2013 de LaSoPhi en Serie
Etiquetas:
1360242724958_vikings_1920x960_overlay_590_295

Te estoy vigilando…

Mucho canal historia, mucha ambientación, que si basado en hechos reales, y muy bien documentada, pero al final la serie que da título a esta entrada, cumple los requisitos típicos que suelen engancharte a las series de televisión, los “teje-manejes” de los protagonistas, los líos de faldas  y las luchas de poder. Y ya si ponen de protagonistas a un actor consagrado de Hollywood como Gabriel Byrne y al modelo, Travis Fimmel, nos enganchan del todo.

La serie gira en torno al personaje principal, Ragnar Lothbrok, que parece que fue un famoso héroe de la cultura nórdica, que a mí con ese azul intenso de ojos y esos dientes blancos  profidén, me parece más un chico de anuncio que un bárbaro conquistador. Todos (o por lo menos yo) nos habíamos imaginado a los vikingos entre una mezcla de “enano” del Señor de los Anillos y el padre de Vicky el Vikingo, pero de repente te presentan al protagonista, su hermano Rollo, y sus fieles amigos (altos, fibrosos, de pelo brillante a lo Bon Jovi en sus mejores tiempos), corriendo, gritando y saqueando monasterios y me parece estar delante de un video-clip de los 80, más que de una serie del History Channel.

El otro “torturado y ambicioso” protagonista, Conde Haraldson, está interpretado por Gabriel Byrne, (el cual sigue en activo pues le quedan dos años para jubilarse, bueno, en España sería cuatro), que se pasa la serie llorando a su hijos muertos, poniendo orden en su condado, repartiendo justicia entre sus ciudadanos, y guardando riquezas para cuando llegue “su hora”. Pero lo que le quita el sueño realmente es su rivalidad con Ragnar Lothbrok, ya que éste no se conforma con ir a saquear las tierras de siempre, está obsesionado con navegar y descubrir nuevos mundos, y al final tanto “erre que erre“, con la ayuda de su amigo Floki, llegará hasta la costa británica, donde después de hacer un par de incursiones, el rey de Inglaterra se verá obligado a negociar con ellos, para evitar más saqueos.

¡Al ataque!

¡Al ataque!

Al final la serie se resumen en <<Qué si este condado es mío y hacéis lo que yo diga. Pues yo me voy a descubrir nuevas tierras por mi cuenta. Pues eso que has saqueado a los del norte es mío que soy el conde. Pues te lo doy pero a la próxima me voy de extranjis. Qué si te voy a dejar ir, pero con una “hombre de mi confianza” que me va informar de todo lo que hagáis. Pues tu colaborador al final ha vuelto con los “pies por delante” por intentar violar a mi mujer. Pues voy a torturar a tu hermano para que te traicione. Pues no lo va a hacer porque es mi hermano y además está enamorado de mi mujer. Al final me has “hinchado las narices” y voy a incendiar todas tus posesiones y las de tus amigos…>> Así, hasta que al final el joven y guapo protagonista desafía al viejo y arcaico jefe, y el reto termina con el nombramiento del nuevo Conde Lothbrok.

Este es solo el principio de la serie creada por Michael Hirst, guionista de series como Los Tudor o los Borgia. En ella se muestra la vida y costumbres de las familias protagonistas, detalla cómo se organizaba la sociedad, sus tradiciones, como resolvían sus problemas, sus tácticas militares y su devoción a los dioses, con sacrificios humanos incluidos. También se ve el papel de la mujer (en la serie laguertha, es la esposa de Ragnar Lothbrok), jefa de la casa y al cargo de la granja cuando su marido estaba ausente por motivos guerreros o comerciales, y aunque no era habitual, se plantea a una mujer guerrera, entrenada y preparada para luchar en cualquier batalla.

Sólo reseñar al irlandés Gabriel Byrne, (que yo siempre recordaré por la película “Muerte entre las flores”), en su papel de Conde Haraldson,  el cual ha sido un acierto elegirle pues se nota su experiencia en el teatro, ya que se pasa todos los capítulos con el rostro “torturado” y el gesto “torcido” por toda la responsabilidad y todo el “dolor” que lleva dentro. Y por último destacar al australiano Travis Fimmel, que aunque cuesta quitarse su imagen, del anuncio de una famosa marca de calzoncillos,  de la cabeza, es bastante creíble en su actuación como bárbaro y sádico conquistador del norte de Escandinavia.

vikingos-1_principalGaleriaApaisada

¡Rápido! Que tenemos mucho que saquear.

Anuncios
comentarios
  1. josemasaga dice:

    Muy aguda. Claro, supongo que entre hacer un pseudo-documental veraz y un producto comercial, pues la elección fue clara. Y es que como tú dices, al final lo que nos gusta es ver quién se lía con cuál y quién la espicha antes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s