Banshee

Publicado: febrero 4, 2014 de josemasaga en Serie
Etiquetas:, , ,
Un día normal en Banshee, Pennsylvania

Un día normal en Banshee, Pennsylvania

(Cuartel general de Cinemax, productora de televisión, durante la sesión de brainstorming de la que surgió la serie Banshee)

Guionista 1: Pues estaba ayer en el baño, y tuve una inspiración.
Productor: Ahórranos los detalles escatológicos.
G1: No, estaba en la ducha. La cuestión es que pensé “¿y si un ex-convicto, de turbio pasado, se hiciera pasar por el nuevo sheriff de un pequeño pueblo aprovechando que éste ha muerto sin que nadie le viera el jeto?”
Guionista 2: ¿Una serie del oeste, entonces? Porque el temita original no es demasiado, majo… es el arquetipo de sheriff, un tipo de dudoso pasado que decide ponerse al otro lado de la ley; y la línea es tan fina…
P: Tiene que ser en Pennsylvania. Mi primo es de allí. Hay amish e indios con casinos.
G1: Yo había pensado en Arizona… (cambia de idea al ver la mirada del productor). Pues nada, en Pennsylvania.
G2: Vamos a meter algo de la mafia, que viste mucho. Los rusos están muy sobados, los italoamericanos ni hablamos… propongo la mafia ucraniana, que tienen pinta de chungos y así podemos poner a gente con acentos fingidos espantosos.
P: Tiene que haber como mínimo, os lo digo desde ya, una escena de sexo explícito, otra de persecuciones y otra de hostias como panes con sangre salpicando en cada capítulo. Exigencias de la empresa.
G2: Fácil y muy novedoso: el prota es un cañón de tío que con sólo mirar a una tía se le caen las bragas. Ya me pilláis: entra en un bar y se tira a la camarera; mata al marido de una y luego se la beneficia; se enrolla con una amish díscola que no aparenta ni dieciocho… lo normal, vamos.
P: (Apuntando en una pizarra blanca). He puesto una lista de palabras que NO definirán la nueva serie: pudor, contención, humildad, templanza.
G1: (Suspirando). Venga, hagamos un brainstorming para sacar ideas. Vamos con los personajes.
G2: Un drag queen oriental experto en hackear sistemas informáticos.
P: Un mafioso local amish rechazado por su comunidad, dueño de un matadero y que asesina sin ningún tipo de problemillas.
G1: (Jurando por lo bajo). Bueno, yo tenía en mente a su ex-novia, por la que fue al trullo, la hija del jefazo mafioso. Una tiarrona que lo mismo te hace una tarta de manzana que igual te saca el bazo por la boca a hostiazos.
P: Vale, pero que tenga familia, que eso gana muchas simpatías de las madres: además, ¡qué pedazo de idea dramática! Su hijo pequeño tiene problemas pulmonares y parece el joven Darth Vader.

Marineeero... ¿es eso Brummel?

Marineeero… ¿es eso Brummel?

G2: Lo veo, lo veo: y su hija, una adolescente gilipollas que siempre se mete en movidas por ir de malota.
G1: Eh, sí, eh… bueno, pasemos por-favor-os-lo-digo al tema argumento, anda. Yo había pensado en que fuera un thriller psicológico, que el prota esquivara hábilmente la posibilidad de ser descubierto, que…
P: Me abuuurrooo… yo creo que el estilo que nos conviene es una mezcla de Charles Bronson y Harrry el sucio: ¿que un tiparraco viola a una camarera? Pues el sheriff le pega la paliza del siglo. ¿Rehenes en una escuela? El sheriff entra y les hace más agujeros que a la economía española. ¿Moteros macarras que aterrorizan Banshee? No hay nada que no pueda arreglar una palanqueta aplicada al cráneo.
G2: (Fingiendo emoción, mirando al productor). Claaaro, ¡y que el mafioso descubra dónde están los dos y mande a media Ucrania a cepillárselos!
G1: Oye, esto da para cinco temporadas, ¿por qué meter tanta mandanga en diez capítulos? ¿Se va a terminar el mundo, o algo? Además, os recuerdo que es un pueblucho en medio del campo, ¿no es estirar un poco la credibilidad?
P: Hay que hacer competencia a Starz, que con Espartaco dejaron el listón muy alto. Se nos olvida algo, joder, se nos olvida algo…
G1: (Temerosamente). Yo, así en plan parte emocional/sentimental, quería poner flashbacks jugosos… un poco de drama carcelario, la historia de amor con la hija del mafioso que sale mal, ya sabes… todos con una peluca y listos, que no tenemos presupuesto para maquillajes elaborados.
G2: ¿Pues sabes que tenía yo este personaje que me sobró de otra serie, una de cárceles? Un albino enorme, sádico, al que le va más la pluma que el pelo…
P: ¡Cojonudo! Y metemos escena de cuasi-violación en villa barrote; que el prota sufra algo, que le veo muy campechano y fresco, Y que se tire 15 añacos en el trullo.

Mira que quien lo prueba luego repite...

Venga, tonto, que quien lo prueba luego repite…

G1: (Casi llorando). Pues nada, muy bonito todo. El típico anti-héroe que parece el sueño húmedo de todo adolescente, que se toma la justicia por su mano, sigue chanchulleando si puede y hace como si estuviera en la guerra, donde todo agujero es trinchera.
P: ¡Por fin lo pillas! Chaval, tú tienes futuro en esto de la televisión. Me voy a hacer el casting: no quiero ni una sola cara conocida, que luego empiezan a pedir un millón por episodio como los impresentables de Dos hombres y medio.

Las imágenes son de imdb.com y de cinemax.com, la productora de la serie. No se ha maltratado a ningún guionista en la redacción de esta entrada

Anuncios
comentarios
  1. LaSoPhi dice:

    Con esos guiones, cinco temporadas se me hacen pocas..;-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s